jueves, 21 de febrero de 2013

Arroz con caldo de cocido

Mi madre hacía este arroz con el caldo del cocido que sobraba, con los pocos ingredientes que lleva, tiene un sabor increíble!!



Ingredientes para dos personas:

-200 gramos de arroz
-1/2 pimiento rojo
-2 dientes de ajos
-1 tomate rojo maduro
-unos cuantos garbanzos del cocido
-50 ml. de aceite de oliva
-1/2 litro de caldo
-unas hebras de azafrán
-sal

Elaboración:

Calentamos el aceite y freímos los ajos (con unos cortes y con su piel) y el pimiento, reservamos.
Hacemos un sofrito con el tomate rallado, incorporamos los garbanzos y el arroz, le damos unas vueltas y echamos el caldo, el azafrán, los ajos y el pimiento, comprobamos de sal y dejamos hervir 10 minutos a fuego fuerte y otros 10 a fuego suave.
Se puede tomar seco o añadirle caldo del cocido.

Espero que os guste:

10 comentarios:

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Del cocido sacamos mucho provecho. El arroz es muy sabroso con este caldo, no necesita más ingredientes.
Besos.

Silvia dijo...

Uma refeição rica e deliciosa!
Adorei conhecer o blog!
Bjs

NENALINDA dijo...

Nunca se me habia ocurrido aprobechar el caldo del cocido para hacer un arroz y visto lo divino que te ha quedado el tuyo tendre que hacerlo algun dia.
Bicos mil y feliz finde wapa.

Red Rose dijo...

Un plato de arroz con ese caldo ya es un buen plato,sobre todo que este bien caliente y solo falta coger la cuchara.
Un beso y buen fin de semana.

Silvia dijo...

Este arroz tiene que estar de vicio. Adoro el caldo del cocido y el arroz que absorbe tan bien los aromas y sabores tiene que darle un gusto increíble.

Besos.

Antuan dijo...

Hola Crismas,tú madre le gusta las cosas buena,se ve un arroz muy rico.


Besos

Alanda dijo...

Tengo que probar este arrocito, tiene una pinta increíble.Un beso

Asun Serna dijo...

Uno de mis preferidos.Yo suelo hacerlo muy meloso. Besos

Morguix dijo...

Tiene que estar de morirse, ¿para qué más cosas, si con ese caldito y esos garbanzos ya es un manjar de dioses?.
Me encanta.
Un besote.

Angie dijo...

Mi madre también lo hacía parecido, qué rico, verdad? Un besazo, Crismas.